Psicoterapia
Gestalt

“Cada mañana volvemos a nacer… lo que hacemos hoy es lo que realmente importa”

Buda

Terapía Individual

En EngrandeSer puedes tratar asuntos como:

  • Ansiedad, depresión, miedos, baja autoestima, dificultades de relación y comunicación, soledad, crisis vitales y de pareja, procesos de duelo, desorientación vocacional o laboral, trauma. 

Todos ellos, son algunos de los motivos para iniciar un proceso de terapia individual, convirtiendo este malestar en una oportunidad para crecer como personas aprendiendo de nosotros mismos y nuestras capacidades.

En algún momento de nuestras vidas podemos encontrarnos con situaciones, sentimientos, traumas y conflictos que nos producen malestar y que no sabemos cómo manejar. Es en estos momentos de crisis cuando acudir a nosotros como profesionales de la terapia Gestalt y Psicología, lo cual puede ser de gran ayuda.

En otros momentos la motivación de acudir a terapia individual puede ser la necesidad de autoconocimiento y desarrollo personal lo que permite un mayor bienestar y una vida más plena.

 

Terapía familiar

La terapia familiar es un tipo de terapia psicológica (psicoterapia) que puede ayudar a los miembros de la familia a mejorar la comunicación y resolver conflictos. 

La terapia familiar suele ser a corto plazo. Puede involucrar a todos los miembros de la familia o solamente a los que son capaces o tienen la voluntad de participar. Tu plan de tratamiento específico dependerá de tu situación familiar. Las sesiones de terapia familiar pueden enseñarte habilidades para profundizar las conexiones familiares y atravesar momentos estresantes, incluso cuando hayas terminado de ir a sesiones de terapia.

Terapía parejas

Te ofrecemos:

  • Poder mejorar la expresión, el dialogo y la convivencia.
  • Tener mayor comprensión de sí mismo, del otro, así como de la relación misma.
  • Realizar estrategias de resolución de problemas.
  • Modificar pautas de comportamiento dañinas.
  • Resolver conflictos pendientes.

En algunas ocasiones uno de los miembros de la pareja no quiere asistir a la terapia. No importa (no trates de obligarlo… es peor), puedes empezar a trabajar contigo mismo/a y a través de ti mejorar la relación.

Sexualidad

Se recomienda asistir a terapia sexual cuando la persona de manera individual, uno de los miembros de la pareja o ambos detectan que sus relaciones sexuales son insatisfactorias por alguna disfunción concreta o bien porque, en general, siente o sienten disconformidad o malestar.

A través de la terapia sexual, puedes abordar tus inquietudes sobre la función sexual, los sentimientos sexuales y la intimidad, ya sea en una terapia individual o en una terapia familiar o de pareja. La terapia sexual puede ser eficaz para personas de cualquier edad, sexo u orientación sexual.

En la terapia sexual, puedes enfocarte en este tipo de problemas:

  • Cuestiones relacionadas con el deseo o la excitación sexual.
  • Cuestiones relacionadas con los intereses sexuales o la orientación sexual.
  • Conducta sexual impulsiva o compulsiva.
  • Inquietudes de funcionamiento eréctil.
  • Eyaculación precoz (eyacular antes de tiempo).
  • Dificultad con la excitación sexual.
  • Problemas para llegar al orgasmo (anorgasmia).
  • Relaciones sexuales dolorosas (dispareunia).
  • Problemas en la intimidad relacionados con una discapacidad o enfermedad crónica.
  • Problemas relacionados con experiencias sexuales previas no deseadas.

Adicciones

Una adicción es una enfermedad que se manifiesta por la imposibilidad de controlar el consumo de alguna sustancia (alcohol, cocaína, cannabis, medicamentos, etc.) o la práctica compulsiva de una conducta (adicción al juego, a internet, al sexo…). La adicción provoca en las personas un desequilibrio personal, además de poder desarrollar otras patologías orgánicas y mentales graves.

Por ello, en EngrandeSer ponemos a disposición de nuestros pacientes un completo programa terapéutico de adicciones que consiste en una terapia especializada con un enfoque integral del problema para permitir la vuelta a la situación de normalización, equilibrio y una recuperación completa del paciente.

Tanatología

Frente a las pérdidas que nos presenta la vida, no es necesario recorrer el camino del duelo solos, es sanador buscar apoyo profesional que aporte las herramientas para lograr aceptar la pérdida real, que nos ayude a identificar y experimentar los sentimientos de enojo, culpa, tristeza y desesperanza para reajustarnos a la nueva vida y encontrar un sentido a la pérdida, sentido que aún no se concibe.

“No puedo evitar tu sufrimiento cuando alguna pena te parta el corazón. Pero puedo acompañarte y recoger los pedazos para armarlo de nuevo”